CATALÀ | CASTELLANO

Los problemas afectan de forma diferente a cada persona, por lo tanto, cuando acudir al Psicólogo para pedir ayuda es algo subjetivo.

No obstante, es conveniente ir al Psicólogo cuando uno o varios problemas acaparan nuestra vida y nos hacen sentir sensaciones desagradables, incómodos, no dejándonos disfrutar plenamente.

Así pues, es conveniente pedir ayuda psicológica si:

  • Sientes que no tienes control sobre lo que te sucede en el día a día.
  • Empiezas a somatizar (diferentes dolores, en función de las características de cada persona, a tener problemas de ansiedad (presión en el pecho, aceleración del ritmo cardiaco, hiperventilación o respiración muy superficial y acelerada, sudoración...), cansancio excesivo, falta de concentraci´con, alteración del sueño.
  • No tienes control sobre las emociones: te arrastran y no eres capaz de analizar las cosas con objetividad y actuar inteligentemente, lloras o te sientes triste a menudo, te encuentras en un estado de apatia o de angustia permanente, te sientes impotente, desesperado...).
  • Te ves en una situación que no sabes resolver o no tienes fuerza para afrontar (problemas de pareja, de familia, con los hijos o en el trabajo).
  • Te asaltan continuamente pensamientos negativos, catastrofistas, obsesiones o fijaciones... que te impiden vivir con normalidad.
  • No tienes muy claro cuál es el sentido de tu vida y de lo que estás haciendo en ella.
  • Sientes una agresividad que eres incapaz de controlar, y sabes que se puede desencadenar en situaciones límite.
  • Piensas que todo te sale mal o que todo el mundo está en tu contra.
  • Te cuesta descansar, conciliar el sueño, desconectar de situaciones, y no puedes vivir la vida con normalidad.

En todo caso, no hace falta estar en una situación excepcional o extrema. Cuando sientas que necesitas ayuda en tu vida diaria porque no sabes cómo afrontar la situación que estás viviendo, es aconsejable acudir a un psicólogo.

Pide información - Consulta el Blog - Haz una Consulta online